Mel Dominguez: Lameculos

 

Mel Domínguez lleva poco tiempo en la región catalana, pero ha descubierto pronto donde hay que poner el cazo y qué culos hay que lamer.

Actualmente el lameculos “español-converso” ya se cotiza poco, hay otros tipos más interesantes.

Pero, para los conversos, estos actos repugnantes son importantes: se trata de limpiar su mancha de origen. Y si bien es imposible (como ya comprobarán, porque “Roma no paga a traidores”) más difícil es limpiar la vergüenza propia que siente el renegado… nadie puede engañarse a sí mismo.

Vean: