Más despilfarro

La siguiente es otra payasada, porque como todo el mundo sabe, la demanda es abrumadoramente nula. Como ésta las hay a docenas. Todas estas bromas (además de los grandes robos) hay que pagarlas a costa de notables recortes en cuestiones básicas, pero al rebaño no le importa porque ya se sabe: el nacionalismo es caro. Los nenes mal criados quieren el jugete a toda costa.

Incidentalmente, invitamos a los lectores que gasten un poco de tiempo en averiguar el curriculum de las dos profesoras, es ilustrador.

Mel Dominguez: Lameculos

 

Mel Domínguez lleva poco tiempo en la región catalana, pero ha descubierto pronto donde hay que poner el cazo y qué culos hay que lamer.

Actualmente el lameculos “español-converso” ya se cotiza poco, hay otros tipos más interesantes.

Pero, para los conversos, estos actos repugnantes son importantes: se trata de limpiar su mancha de origen. Y si bien es imposible (como ya comprobarán, porque “Roma no paga a traidores”) más difícil es limpiar la vergüenza propia que siente el renegado… nadie puede engañarse a sí mismo.

Vean:

Ahora se enteran

Hoy todos los movimientos políticos son “transversales”; pescan en muchas aguas distintas. El separatismo catalán también lo es, como lo fue el nazismo y el comunismo, y lo es el difuso movimiento de oposición al separatismo.

Hay no-nacionalistas tímidos como hasta ahora Ciudadanos y la UPyD, antiseparatistas como nosotros, los NOA, y existen los que han sido no-nacionalistas del sistema, especialmente peperos, que ahora tiran la toalla y proclaman la rendición.

Entre estos está Jiménez Losantos. En su artículo en “El Mundo” del 8 de octubre propone eso, que se disgregue España ante la inviabilidad del Estado autonómico oligárquico y poder así “recuperar” la Nación.

Sánchez Dragó, con su retórica habitual lo remacha. Todos a una.

Estos liberaloides imbéciles distinguen Nación y territorio, pero lo más grave es que España les importa, como a los demás, un bledo, con tal de que se salven y realicen sus sacrosantos principios.

Realmente no están en nuestro bando. Toda Resistencia está siempre sola. Ahora le ven las orejas al lobo, después de advertirles mil veces.

La insurrección se desvela cada vez más como el único camino que nos dejan.

Insurrección Nacional!!!

¿Ahora sí?

Leemos con estupor los artículos de uno de nuestros conspicuos liberales, verdadero Sanedrín intelectual que en nada tiene que envidiar a los titriteros de la izquierda zapateril.

Por ejemplo el de Luís María Ansón en “El Mundo” del 8-11-12, donde señala a la educación y los medios de comunicación como culpables del separatismo, ya desde Suárez dice.

O sea que ahora los que llevamos 18 años diciéndolo tenemos razón. ¿Ya no somos “radicales”?

Pero no por esto remata la faena, no se atreve a ir contra el Sistema, el autonómico y el partitocrático, culpable de ello y de la ruina económica. Ante todo orden aunque todo se venga abajo.

Lo mismo que los de “Libertad Digital”, arremetiendo contra Pío Moa. La casta intelectual es peor que sus amos de las castas políticas. Mercenarios.

Ratas de cloaca

Con motivo de la crisis económica, surgida de la corrupción de las oligarquías política y del saqueo de los separatistas, y del desafío de estos para despistar su mala gestión, han salido como hongos varias sectas políticas, que ahora sí, atacan la aberración autonómica, el chantaje separatista y la partitocracia antidemocrática.

Los mismos que nos tachaban de radicales y descalificaban, aún ahora, nuestras posiciones y análisis.

Grupos como Ciudadanos o UPyD, reformistas, “regeneracionistas”, que no querían focalizarse en el tema nacionalista, hasta que han visto que es el único que mueve a la población y a los medios de comunicación. Suelen ser progres y bastante confusos.

Están también los federalistas, que quieren federar lo ya unido y ahora desgarrado por el sistema autonómico. Lo de “federalismo” es para no decir España. Pero es absurdo porque el Estado autonómico supera el federalismo e incluso es “asimétrico”, es decir expoliador.

Han aparecido hace poco los que quieren ser catalanes y españoles. Demasiado tarde, especialmente porque para eso habría que exterminar (¡ojalá!) a los nacionalistas y su veneno. Y a eso no están dispuestos. No llegan.

Luego están los éticos, los que desean moralizar la vida pública, implantar principios. Suelen ser liberales y bienpensantes. Tampoco se atreven a avanzar las medidas radicales contra los nacionalismos, así que se han rendido. Son la gente de Jiménez Losantos y de César Vidal, el mandarinato conservador, el mismo que (salvando circunstancias y distancias) entregó la Alemania de Weimar a Hitler.

Y frente a todos ellos, nosotros. Sabemos a donde hay que ir y cómo. Pero como a todos, nos falta la organización, el momento y los contactos. Pero todo eso está llegando.

Insurrección Nacional!!!

Ingerencia en lo privado: totalitarismo

El totalitarismo se da cuando las exigencias de lo público “políticamente correcto” implantadas por el poder sectario llegan a cubrir todos los ámbitos de lo privado.

En Barcelona, el 14 de junio del 2012, al final de un entierro laico, la oficiante exigió a los presentes ponerse en pie para terminar el acto escuchando el himno nacionalista catalán (¿a petición de los familiares?, da lo mismo). Obviamente nadie protestó.

Y hemos presenciado más situaciones análogas en que la cuña del nacionalismo se incrusta en la vida civil: curas en misa, enfermos en hospitales, en bastantes asociaciones de vecinos, en asociaciones deportivas, etc… Así fue en la Alemania nazi o en la Rusia estalinista, y contra esto combatimos.

Insurrección Nacional !!!

Hay que echarlos

Que las ideologías políticas son un cadáver es un hecho, pero no está claro para muchos. Porque las castas políticas les siguen necesitando como excusa para ocupar el poder.

Pero estas castas caciquiles son tremendamente evanescentes, pasajeras y sobre todo inútiles e ignorantes.

Con la crisis ya hemos visto su inoperancia económica de “expertos”, y son inútiles porque carecen de perspectiva, sus metas son para el corto plazo y la inmediatez, para conservar el poder y sus prebendas, solo hay ambición personal, pero no valores en ellos.

Y ese es otro de los motivos para echarlos y recuperar nuestra Nación, nuestra unidad y nuestras instituciones prostituidas por ellos y los separatistas

Insurrección Nacional!!!

De recortes

Manifestaciones del sector médico por los recortes en Sanidad y Educación de los separatistas catalanes de Arturo Masmenos. Los sindicatos cargados con banderas catalanas. Hace falta ser cretino y lameculos. Si quieres atacar a la Generalidad sólo tienes que llevar banderas españolas. Y exigir el fin de las subvenciones por el catalán y de las “embajadas”. Ese es el recorte real. Y la oposición real.

Pero ¡qué listo el chiquilicuatre de Arturo Mas y CyU! Después de anunciar los recortes y llorar, saca el victimismo mentiroso diciendo que todo esto no sería necesario si “España les diera lo que les corresponde”. Sí, para que se lo gastara en “embajaditas” y escuelas en Perpiñán.

Dicen los separatistas catalanes que su región “es el motor económico de España”. MENTIRA. Es el saco roto, caro e inútil. El motor industrial es Madrid y el turístico Baleares. En Barcelona ya sólo hay funcionarios y pensionistas, los que trabajan son obreros españoles o inmigrantes. El resto viven de hablar catalán.

¿Raro?

¿Alguien ha visto una manifestación sindical con banderas nacionales? Ya dicen lo que son, lo que siempre ha sido la izquierda española, una anormalidad antinacional, antiespañola. Y así le dejan el campo libre a los otros manipuladores antiespañoles: la extrema-derecha, con su porquería de símbolos y su admiración por el Tercer Reich.